180 Ciencia

Uruguay tiene potencial de generar electricidad con las olas

por Gabriel Farías Hace 1231 días

© Federico Racchi / Flickr

Una investigación de la Facultad de Ingeniería determinó que en Uruguay es posible generar energía eléctrica con el movimiento de las olas.

“Los 200 kilómetros que comprende la costa atlántica uruguaya es una zona de potencial medio para generar energía undimotriz”, explicó a 180 Ciencia Luis Teixeira, responsable de la sección de Hidráulica Fluvial y Marítima del Instituto de Mecánica de los Fluidos e Ingeniería Ambiental (IMFIA) de la Facultad de Ingeniería.

“No es de las zonas más energéticas del planeta, pero sí es de las zonas que a nivel internacional se consideran explotables para la extracción de este recurso”, dijo el investigador.

En contraste, el estudio concluyó que la zona del Río de la Plata no es buena para generar energía porque a medida que se va ingresando al río el oleaje decrece.

Teixeira, ingeniero civil especializado en hidráulica, dijo que si se extrajera la energía de las olas en los 200 kilómetros de la costa atlántica se podría abastecer la totalidad de la energía que consume el país. “Es una hipótesis absurda porque no toda la extensión es explotable, pero indica que si se encuentra una tecnología comercialmente atractiva se podría tener una fuente alternativa de energía en el oleaje”.

“Estoy convencido que dentro de 50 años va a haber extracción de energía de las olas en la costa atlántica uruguaya, sin ningún tipo de dudas”, afirmó el ingeniero.

Desde hace muchos años en el mundo se investiga la posibilidad de generar electricidad con la energía de las olas. Las primeras patentes datan de finales del siglo XVIII. Pero nunca se pudo hacer de forma comercial y económicamente atractiva.

En la actualidad, debido al alto precio del petróleo y el auge de las energías renovables, es uno de los tipos de energías más estudiados.

Luis Teixeira dijo que la energía proveniente del oleaje se estima que está en una etapa similar a la que tenía el desarrollo de la energía eólica hace 15 o 20 años.

“Es una tecnología que está en franco desarrollo en el mundo. Hay mucha investigación y se está invirtiendo mucho dinero en lograr convertir la energía del oleaje en energía útil para las necesidades humanas. Se supone, por cómo se está dando el desarrollo de la tecnología, que dentro de 15 o 20 años la energía de las olas va a ocupar un lugar semejante al que está ocupando hoy la energía del viento”, explicó

Países como el Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Portugal, España, Japón, Australia y Brasil están liderando la investigación.

Los ingenieros del Instituto de Mecánica de los Fluidos quieren posicionar a Uruguay en este grupo de países. Para eso en 2011 comenzaron a estudiar este tipo de energía.

Empezaron por investigar si Uruguay efectivamente tiene disponibilidad de extraer energía del oleaje. Luego estudiaron el “estado del arte” de la tecnología en el mundo. Y ahora están iniciando la tercera parte del proyecto que consiste en probar qué tecnología se adapta mejor a las características de nuestras olas.

Para eso van a probar un tipo de generador a escala en el Canal de Pruebas Navales y Marítimas de la Facultad de Ingeniería.

El canal de pruebas ahora genera olas

El canal de pruebas fue construido por impulso del ingeniero Oscar Maggiolo, quien fuera decano de la Facultad de Ingeniería y rector de la Universidad de la República.

Maggiolo es considerado uno de los pioneros en el desarrollo de la ingeniería hidráulica en América latina. En la década de los 60 construyó el canal de pruebas que en su momento fue único en la región.

El canal sirve para modelar las condiciones del mar y probar el diseño de barcos, equipamiento de pesca o construcciones marítimas. Tiene 70 metros de longitud, 1.80 metros de profundidad y 1.50 metros de ancho.


Canal de pruebas marítimo y fluvial


Maggiolo nunca llegó a terminar el canal. Durante la dictadura se convirtió en un depósito de basura y a partir de 1986 volvió a utilizarse. Este año el canal tuvo su primera gran remodelación que hace posible estudiar el potencial de energía undimotriz: se le instaló una pala generadora de olas que permite repdocucir el oleaje real que existe en el mar.

En el instituto están probando una tecnología de extracción de energía. “Consiste en una especie de placa que se fija a una escollera o al fondo. Esa placa es movida por la acción de las olas y al moverse acciona un pistón que bombea agua a presión a una turbina que genera electricidad. En esa tecnología queremos seguir avanzando y ahora estamos en mejores condiciones que antes de la adquisición de esta pala”, explicó.

El generador de olas tuvo un costo de 170.000 dólares. Fue financiado con la ayuda del Fondo Sectorial de Energía de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación y con fondos propios de la Universidad de la República.


Pala generadora de olas

Crear modelos a escala y probarlos en condiciones de laboratorio fue la única herramienta que utilizaban los ingenieros para ensayar sus diseños hasta la década de los 70, cuando las computadoras comenzaron a desarrollarse e hicieron posible modelar las estructuras en forma virtual.

Sin embargo, Teixeria explicó que en hidráulica hay una cantidad de fenómenos que aún no se pueden modelar por computadora o llevan mucho tiempo de procesamiento, por los que es necesario recurrir a la modelación física.

Independencia tecnológica

Para Luis Teixeria es imprescindible que el país continúe formando profesionales en el aprovechamiento de las olas para generar electricidad. Dijo que es la única forma de que el país logre la independencia en esta tecnología.

“Ahora por lo menos sabemos que hay una fuente de energía explotable en Uruguay. Si no avanzamos en esta dirección dentro de 20 o 30 años estaremos comprando lo que otros nos van a vender, al precio que decidan y con la tecnología que ellos consideren más apropiada. Eso es lo que se llama dependencia tecnológica”.

Teixeira está muy entusiasmado por el generador de olas que el equipo del IMFIA logró instalar en el antiguo canal de Maggiolo. Dijo que le genera gran satisfacción porque le permite a las nuevas generaciones de investigadores trabajar en un nivel muy superior al que se viene trabajando hasta ahora.

Teixeira dijo que se siente como un niño con un juguete nuevo. “Hay un dicho en inglés que dice que la diferencia entre un niño y un hombre es el precio del juguete. Acá hay algo parecido. Hay mucho de juego en la investigación y por suerte creo que en cualquier actividad humana que se hace con gusto.”

Link

- “Evaluación del potencial undimotriz de Uruguay”



www.180.com.uy

Actualidad

Carteleras

Entretenimiento

Deportes

Otras secciones

Todos los derechos reservados. © 2008-2013 por Portal 180 / Página generada en 0.10288 segundos / walle (41GN10) - Soporte: RootWay Internet Services & Consulting