180 Ciencia

Quitar el freno al sistema inmune para combatir el cáncer

por Gabriel Farías Hace 1118 días
Magdalena Paolino, junto a su jefe, Josef Penninger, en el laboratorio del Institute of Molecular Biotechnology de Austria. © Magdalena Paolino

La científica uruguaya Magdalena Paolino descubrió un nuevo mecanismo que permite al sistema inmunitario controlar la metástasis de tumores. La investigación adquiere relevancia porque logró demostrar el potencial terapéutico de este nuevo conocimiento. Si la investigación continúa y se logran reproducir sus resultados en humanos, en un futuro se podrá activar el sistema inmune contra las células cancerosas con solo tomar una pastilla.

La investigación, que duró siete años y fue publicada en febrero en la revista Nature, se realizó en el Institute of Molecular Biotechnology of the Austrian Academy of Science, en Viena, donde Magdalena Paolino realizó su doctorado en Biología Molecular.

La inmunoterapia es una forma totalmente diferente de tratar el cáncer la apuntar al sistema inmunitario de en vez de al propio tumor. “Las alternativas tradicionales para tratar al cáncer, como la radioterapia, quimioterapia o terapia antiangiogénica, tratan de agredir a las células cancerosas, pero no son muy específicas, atacan a todo el cuerpo y esa es su gran desventaja. En los últimos años la terapia a través del sistema inmune tomó mucha atención”, explicó Paolino a 180 Ciencia.

La revista Science catalogó a la inmunoterapia contra el cáncer como el avance científico del año 2013. “Este año, los ensayos clínicos han cimentado su potencial en los pacientes e hicieron tambalear hasta a los escépticos”, explicó la revista.

Según la revista, la ciencia llegó a un punto de inflexión en la investigación. En Estados Unidos hay aprobadas dos inmunoterapias contra el cáncer que se están probando con éxito.

En el laboratorio de Paolino en Viena se habían descubierto unos ratones que al quitarle un gen adquirían la capacidad de rechazar muchos tipos de tumores. Paolino dijo que lo hacen espontáneamente. “Ponemos tumores en esos ratones y ellos los rechazan. En un ratón normal el tumor se va a desarrollar y en estos ratones desaparece o tienen tumores muy chicos”, explicó.

Paolino contó que cuando se unió al laboratorio en 2007 lo único que sabían era que los ratones tenían esa capacidad. Pero no sabían cómo lo hacían. En esto consistió su investigación.

“Lo explicamos con la metáfora de ‘freno’. El sistema inmune tiene moléculas que lo están frenando todo el tiempo porque un sistema inmune muy activo sería peligroso para nosotros, tendríamos autoinmunidad y otros problemas. Estas moléculas son buenas. Pero desde el punto de vista terapéutico la idea es que si nosotros sacamos esos frenos, las células inmunes pueden tener ‘luz verde’ para encontrar las metástasis y rechazar los tumores”, explicó la científica.  

La investigadora dijo que lo que más le interesaba era cómo podían utilizar esta característica de los ratones de forma terapéutica y ayudar a otros ratones para que rechacen distintos tipos de tumores metastásicos.

“Por primera vez usamos una droga”, dijo Paolino. “Nos juntamos con una compañía alemana que desarrolló para nosotros una droga química que bloquea las moléculas que estudiamos. Lo que probamos en la investigación es que esta droga -que también funciona en humanos y está hecha para inhibir las mismas moléculas- se puede dar como se dan las drogas: en forma de pastilla. Logramos que estos ratones respondan y rechacen tumores si le damos esta droga oralmente. La idea de que una persona se tome una pastilla, que sea absorbida en el estómago, y que solo por eso el sistema inmune se active es muy novedosa. Las otras terapias que se están probando usan anticuerpos que se inyectan de forma intravenosa lo que las hacen un poco más tediosas para tratar a los pacientes”.

La investigadora dijo que la efectividad del tratamiento en ratones es muy significativa. “Fuimos bastante rigurosos en demostrar que esto funciona en muchos tipos de tumores. En la publicación ponemos cinco modelos distintos de tumores y en todos ellos vemos que hay un rechazo.  No es al 100%, en ciencia no existe que un ratón se quede sin tumores. Pero sí es estadísticamente muy significativo. Por ejemplo, cuando un ratón normal tenía un pulmón ocupado en un 60 – 70% por una metástasis de melanoma, nuestros ratones que son deficientes en estas moléculas tienen un 20%.”

Paolino explicó que la efectividad depende de la dosis. En el contexto de la investigación se le administraron dosis muy grandes a los ratones porque se los quería poner al límite. “En algunos experimentos logramos demostrar que si damos dosis muy chiquitas se ve una diferencia mucho mayor. Pero nosotros queríamos hacer notar que la respuesta es agresiva. O sea, que si ponemos un tumor agresivo en mucha cantidad, nuestros ratones también respondían. Les dimos tumores muy agresivos, muy metastásicos. Ellos no logran eliminar por completo esos tumores pero sí logran controlarlos muy significativamente.”

Además no han encontrado, en los ratones, efectos secundarios graves. Paolino dijo que estas ventajas combinadas hacen que la investigación sea relevante.

Magdalena Paolino fue muy cauta al transmitir los resultados de la investigación. Dijo que estos resultados son a nivel experimental, en ratones, y el camino para obtener los mismos resultados en humanos es muy largo y difícil. De todos modos, dijo que la investigación es consistente y sólida.

“Como científicos lo máximo que podemos ofrecer en este momento es a nivel de conocimiento, a nivel de ciencia básica, y en modelos experimentales que no son humanos. Ofrecemos el conocimiento que es el pilar para que las compañías farmacéuticas, que son las encargadas de llevar este conocimiento hacia la clínica y la aplicación en humanos, tengan la base suficiente como para estar seguras de que podría funcionar y que es un camino a seguir”, dijo Paolino.

“Hay que ser muy precavidos cuando se traducen los resultados de un animal al hombre. No siempre se reproducen, la mayoría de las veces no se logran reproducir. Pero sí creemos que nuestros resultados tienen una base sólida, real, que sirve y que vale la pena que las compañías miren y traten de desarrollar y usar ese conocimiento para aplicar en humanos”, concluyó.


Link

- The E3 ligase Cbl-b and TAM receptors regulate cancer metastasis via natural killer cells (Nature)



www.180.com.uy

Actualidad

Carteleras

Entretenimiento

Deportes

Otras secciones

Todos los derechos reservados. © 2008-2013 por Portal 180 / Página generada en 0.14412 segundos / walle (56GN21) - Soporte: RootWay Internet Services & Consulting